Por cada fuente que haya en tu sitio web, debes:

Por cada fuente que haya en tu sitio web, debes:

  • Añadir todas las variantes que puedas.
  • Minimizar el HTML.
  • Añadir CSS.
  • Reducir el número de variantes utilizadas.

Justificación:

No utilices demasiadas fuentes en las páginas y minimiza el número de variantes que se usan para cada una. Así podrás proporcionar una experiencia más coherente y rápida a los usuarios.